Breve introducción al blog

Inicio por aquí :)

¡Hola vividores!

Podéis llamarme Rodre. En realidad mi nombre es compuesto, pero no me gusta tener nombre de virgen (aún así queda chulo decir "L.A. yeah, that's my second name")

Nací para conocer. Se conoce mediante la experiencia y ésta te la da la vida. En resumen, nací para vivir. Pero hay muchas maneras de hacerlo y a mí me gusta viajar, la fotografía y las galletas, es lo que hay.

Soy un bípedo implume y le busco lógica a todo, pero mas bien mi mente lo centrifuga todo hasta hacer que pierda sentido. Una locura.

Tengo otro blog, el de "Hoy me siento feliz" pero este es diferente. Es mucho más personal, es posible que ya te hayas dado cuenta de que desvarío, puede ser que sea porque estoy un poco loca.

¡Espero que disfrutéis! :)

miércoles, 2 de mayo de 2012

Noche estrellada

Noche estrellada, tal vez un poco tardía, pero todo llega a su debido tiempo. En el cielo los luceros luchaban en resonada paz para ver cuál brillaba con más fuerza. En el césped, la hierba húmeda iba empapando lentamente la ropa que llevaban puesta, aunque ello no parecía importarle a ninguna de las personas que, recostadas, parecían empezar a fundirse  con el universo.
-Parece -dijo rompiendo el silencio de repente- que todo lo que nos rodea forma ahora parte de nosotros.
-Tal vez, sin embargo cada uno es diferente a su manera... pero no te puedo negar que de una manera más o menos profunda estamos todos conectados. ¿Cuánto tiempo llevaremos aquí?
Convirtiendo la pregunta en una retórica, cerraron los ojos y se unieron a la belleza de las tinieblas. Les arropaba un manto de calma noctámbula.
-Hacía tiempo que no me sentía tan libre
-Tenemos un concepto diferente de libertad...
-La libertad no es para mí sino la capacidad de poder hacer algo, aunque no se haga. Ahora mismo podría chillar hasta la afonía y tan sólo le importaría a los animales que duermen...
-Y sin embargo no lo haces porque...-Esperó a que le completaran la frase
-Y sin embargo no lo hago porque prefiero estar disfrutando del silencio de esta conversación tranquila antes que revolucionarme como cuando siento que no puedo hacerlo. El ave que más quiere volar es aquél que vive en una jaula...
El agua susurró en una oleada suave que agitó la barca en la orilla. El sonido del viento atravesando el mástil asustaba, pero también les hacía reconfortar, recordar el cómo habían llegado hasta allí, las horas de remar contra el oleaje que sólo por ese momento sabían que había merecido la pena.
Le miró de reojo; conocía sus respuestas pero nunca las adivinaba de antemano. Acabó su fila de pensamientos con una sonrisa tibia.
-¿Delirios nocturnos?
-Díselo a Van Gogh, él los conocía mejor que nadie.

1 comentario:

  1. Me gusta Mery tu forma de escribir,...y tus fotos....un beso

    ResponderEliminar